miércoles, 19 de febrero de 2014

Colaboraciones de Extremadura, caminos de cultura: la Ermita de Valbón, de Valencia de Alcántara, en el Rincón de la Memoria de Canal Extremadura Radio


Arriba: enclavada sobre un amplio berrocal, coronando un paisaje subatlántico de retamas y quejigos, la silueta granítica de la Ermita de Valbón se yergue sobre la Campiña de Valencia de Alcántara, en lo que podríamos definir como toda una comunión entre arte y naturaleza.


El pasado día 11 de febrero Extremadura: caminos de cultura tenía nuevamente el honor de colaborar con el espacio El Rincón de la Memoria, de Canal Extremadura Radio (programa dirigido por la periodista y seguidora de este blog Charo López), en la promoción y divulgación de otro monumento más de nuestra región, ubicado esta vez en plena Campiña de Valencia de Alcántara y conocido como Ermita de Valbón. Al igual que la Ermita de Santiago (Alburquerque), de la que también se habló a finales de enero en este rincón radiofónico, la Ermita de Valbón se encuentra en ruinas y peligro de desaparición, por lo que fue incluida en 2.013, en colaboración con este blog, dentro de la Lista Roja del Patrimonio elaborada por Hispania Nostra, como ya se mencionó en agosto del pasado año en una entrada de Extremadura: caminos de cultura, donde podréis encontrar más información sobre estos monumentos.

A continuación os dejo con el enlace al Rincón de la Memoria dedicado a este templo erigido durante la segunda mitad del siglo XVI, obra del ilustre Juan Bravo que antaño acogió a la que fue proclamada antigua Patrona de Valencia de Alcántara. Datos sobre su origen, sobre su constitución, sobre su ubicación y otros detalles de interés de un edificio que merece la pena visitar, a los que uno, al final de esta entrada, las indicaciones para poder llegar al mismo, intentando promocionar así un edificio injustamente caído en el olvido que, como indica la propia Charo López, "es el plan perfecto para el próximo domingo".

 http://www.canalextremadura.es/node/88535





Arriba: vista del exterior del lado del evangelio y sacristía de la Ermita del Valbón, así como traseras del cabecero del templo, tomada desde el antiguo pozo, hoy cegado, que surtía de agua al guardés del edificio, cuya vivienda, de dos plantas, se erigía junto al lado de la epístola del monumento, hoy igualmente en ruinas (imagen inferior).



Arriba: antaño cubierta por un atrio sustentado por tres arcos de medio punto de ladrillo, del que sólo uno ha llegado a nuestros días, la puerta de acceso principal del templo valenciano se abría a los pies del mismo, igualmente bajo un arco de medio punto renacentista conjugado con los arcos apuntados que pueblan el interior de la ermita (imagen inferior), restos de un gótico perpetuado durante el siglo XVI en la región extremeña y que, por tal, recibió por algunos autores el nombre de gótico rural o gótico extremeño.




Arriba: detalle del lado interno del muro de la epístola de la Ermita de Valbón, en su tramo medio, donde, junto a la puerta secundaria de acceso al edificio, se conservan los restos de una de las dos hornacinas de arco rebajado con que, a modo de retablos laterales, contaba el templo, apreciándose en ésta, antiguamente dedicada a la Virgen del Rosario, vestigios de los frescos que la decoraban, pudiéndose aún adivinar la silueta de diversos personajes religiosos mientras que, en la hornacina contraria, estas pinturas se han perdido prácticamente por completo.

Abajo: sorprendentemente la bóveda de crucería que cubre el tramo medio de los tres con que contaba la Ermita de Valbón sigue sosteniéndose en pie, asombrando al visitante no sólo por su aguante, sino también por su característica ejecución, al conjugarse en ella la sillería regular granítica de sus nervios con el ladrillo que cubre el resto de parámetros.




Arriba: junto a las directrices arquitectónicas góticas que predominan en Valbón, otros detalles plenamente renacentistas decoraban el recinto sagrado, tales como las pinturas al fresco que aún cubren restos de muros y pechinas a base de siluetas vegetales de tonos amarillentos, rojizos y azulados, o el púlpito del templo, cuya base (imagen inferior), se sustentaba por una pieza de granito labrado con hojas de acanto, volutas y flores.




- Cómo llegar:


La Ermita de Valbón, a 3,5 kilómetros aproximadamente de distancia de Valencia de Alcántara, puede observarse fácilmente desde la misma localidad, especialmente según accedemos a ella desde Cáceres, a través de la carretera nacional N-521, alcanzándola con la vista al sur del municipio y margen izquierdo de la vía. En ese mismo punto de entrada al pueblo extremeño hallaremos una de las dos opciones que aconsejamos tomar para alcanzar nuestro destino, comenzando la primera de ellas a través de la calle conocida como de Valuengo, fácilmente reconocible por la existencia en ella de un antiguo abrevadero. De esta calleja parte un camino vecinal de acceso a las huertas y fincas particulares que nutren la zona, cuya meta se encuentra en el cercano embalse de Alpotrel, ubicado a los pies de la propia colina de Valbón, sobre suyo berrocal se alza la ermita. Poco antes de alcanzar el embalse, y tras haber rodeado la ermita por su lado occidental, un desvío nos acerca a la misma señalizada por un marcador de madera. A este mismo desvío podremos acceder tomando la segunda opción recomendada tras haber superado la localidad en dirección a Portugal, dirigiéndonos entonces hacia la pedanía de Las Lanchuelas por la carretera CCV-112 y, tras sobrepasar ésta, haber tomado el sendero al embalse mencionado descubriendo allí el final del camino nacido en la calleja ya nombrada.



Una vez tomado el desvío marcado, y frente a una casa de campo, una abertura señalizada en el cercado de nuestra izquierda nos permite la subida a la colina de Valbón. El sendero a seguir, indicado por simbología senderística pintada en los berruecos cada ciertos tramos (bandas blanca y amarilla), sortea retamas y rocas hasta alcanzar los más de 600 metros sobre el nivel del mar, cota sobre las que se asienta la Ermita de Valbón, coronando la Campiña valenciana en toda una comunión entre arte y naturaleza que nos permitirá, además de disfrutar de la ruta y del monumento, ser premiados con estupendas vistas sobre la comarca, el municipio y su término municipal, así como sobre la vecina provincia de Badajoz y sus localidades de San Vicente de Alcántara y Alburquerque, o la extranjera Portugal y su fácilmente reconocible silueta de Marvao.



martes, 4 de febrero de 2014

Imagen del mes: Castillo de la Culebra, en Alange


Torre del Homenaje, vestigios de la Torre Solana y ruinas de la Capilla de Santiago, formando parte del área de fortaleza del Castillo de la Culebra o Castillo de Alange.

Alange (Badajoz). Construido en el siglo IX sobre restos romanos, rehabilitado tras la reconquista del lugar en el siglo XIII; estilo hispano-musulmán con añadidos cristiano-medievales.

domingo, 2 de febrero de 2014

Colaboraciones de Extremadura, caminos de cultura: la Ermita de Santiago de Alburquerque en el Rincón de la Memoria de Canal Extremadura Radio


Extremadura: caminos de cultura ha tenido una vez más el honor de participar en la difusión del rico patrimonio histórico-artístico extremeño, promocionando uno de los muchos monumentos que pueblan nuestra región y que, desgraciadamente, se encuentra en ruina, semiolvidado y prácticamente desconocido por el gran público. Hablamos de la Ermita de Santiago de Alburquerque, a la que se ha dedicado uno de los capítulos que conforman el espacio radiofónico titulado El rincón de la Memoria, en Canal Extremadura Radio, dirigido por la periodista Charo López, gran profesional del mundo de las comunicaciones y entusiasta del legado cultural de Extremadura.

Charo López, seguidora habitual del blog, quiso ponerse en contacto conmigo solicitando mi colaboración para la promoción de este antiguo templo medieval. No lo dudé y, previa charla telefónica, el pasado día 22 de enero se retrasmitía a las 16.50 horas el espacio radiofónico dedicado a la alburquerqueña Ermita de Santiago. Este espacio, así como las demás ediciones del mismo, se pueden encontrar colgados en la red, dentro de la propia web de Canal Extremadura. Os dejo a continuación con el enlace al mismo, para que podáis conocer un poco más este edificio, así como diversas imágenes y vídeos sobre el monumento y su modo de acceso, intentando así dar a conocer este tesoro con que cuenta Extremadura, escondido en pleno corazón de la Sierra de San Pedro.

http://www.canalextremadura.es/node/86433




Arriba: portada principal de acceso a la Ermita de Santiago, bajo cuyo arco ojival puede apreciarse la cara interior del ábside y cabecero del templo, cuya cúpula semiesférica da cobijo a los restos de los frescos que decoran la parte central de este muro, divididos en tres periodos o ciclos pictóricos de diversa cronología.

Abajo: vista general de los frescos que decoran el interior del ábside de la Ermita de Santiago, bajo los cuales aún se hallan cuatro sillares reutilizados y labrados en época romana, fácilmente identificables por el relieve en forma de doble arcada que presenta cada uno de ellos.



Arriba: centrando el panel pictórico encontramos la figura de Santiago en su versión de Matamoros, montado a caballo y alzando la espada con su diestro brazo, sujetando con la izquierda un escudo decorado con veneras que pertenece ya a un segundo ciclo pictórico sobrepuesto al primero, creado el inicial bajo las directrices del arte gótico.

Abajo: un tercer ciclo pictórico, posterior a los dos primeros y datado presuntamente en el siglo XVII, cubre gran parte de los laterales izquierdo y derecho del cabecero del templo, conservándose pocos detalles a la izquierda del espectador, pero adivinándose aún a la derecha diversas cabezas femeninas que asoman desde un torreón, así como trompeteros que protagonizan una posible escena de lance.


Abajo: en el lateral izquierdo del panel pictórico la pintura ha llegado a nuestros días en pésimo estado, salvaguardándose sin embargo aún ciertos personajes de difícil interpretación, como el que podemos ver en la imagen.



video


- Cómo llegar:




La Ermita de Santiago, dentro del término municipal de Alburquerque (Badajoz), se ubica en pleno corazón de la Sierra de San Pedro, al Noreste de la extremeña localidad. De la zona oriental del municipio, junto a la plaza de toros alburquerqueña, parte un camino vecinal asfaltado denominado calleja de Elvira de Vacas o Elvira Vacas, el cual, siguiendo el trazado de la ladera septentrional de la Sierra del Ojo del Diablo, y tras pasar junto al arroyo cuyo nombre da título a la senda, desemboca en el Embalse de Peña del Águila, a los pies del Castillo de Azagala. A mitad de camino encontramos un desvío que, dividido en dos tras atravesar el cauce del Arroyo de Elvira de Vacas, desemboca en mencionado par de veredas con servidumbre dibujadas en el interior de diversas fincas privadas, conduciéndonos éstas respectivamente tanto al Castillo de Azagala como a la Ermita de los Santiagos.

El camino que se dirige a la Ermita de los Santiagos, dejado atrás el desvío que conduce al Castillo de Azagala, es atravesado por el Regato de los Royos, enclave junto al que podremos dejar el vehículo, en caso de haber accedido con él, no siendo recomendable su continuación con el mismo. Poco más adelante una nueva bifurcación divide esta ruta en dos, partiendo la occidental hacia la conocida como Ciudad Dormida, y la oriental a la Ermita de Santiago. 1.400 metros después, y tras caminar por plena dehesa extremeña encauzada en la orografía de la Sierra de San Pedro, nuestra vista alcanzará el templo medieval, conservado entre jarales, encinas y alcornoques.



Arriba: a mitad del trayecto que une Alburquerque con el Embalse de Peña del Águila, dos carteles sorprenden al caminante o viajero, describiendo el derecho las rutas que pueden hacerse por la zona, e informando el izquierdo del desvío que ha de tomarse allí para poder llegar al Castillo de Azagala, utilizado también para acercarnos a la Ermita de Santiago.

Abajo: aspecto que ofrece el Regato de los Royos en primavera, tras una generosa época de lluvias, al que llegaremos tras dejar atrás el desvío que separa el camino al Castillo de Azagala del de la ermita medieval.



Arriba: una última bifurcación espera al caminante poco después de superar el Regato de Royos, anunciando la proximidad de la Ermita de Santiago a unos 1.400 metros de distancia, espacio donde podremos disfrutar de la belleza de la dehesa extremeña, cuajada de jarales, encinas y alcornoques, y acompañados en todo momento del sonido de los insectos y de la fauna avícola autóctona extremeña, creadores de toda una banda sonora natural que tendremos como fondo.


video




Arriba y abajo: tras andar los 1.400 metros anunciados, la Ermita de Santiago, escondida entre árboles centenarios, empieza a aparecer ante nuestra mirada, descubriendo al caminante los secretos históricos y artísticos que desde el medievo lleva guardados.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...